¡Es como una quesadilla en esteroides! La salsa verde con la crema espolvoreada de queso rallado se complementa muy bien con la carne de la quesadilla. También hay de otras típicas fritas como la de flor de calabaza o champiñones, incluso a la plancha. Además se ofrecen otros platillos, pero si vienes a este lugar es para probar las quesadillas.

Muchas de las personas que vienen a las “quecas de la univa” aman el menudo, no los culpo. El lugar es enorme, pero aún así llega a llenarse, por lo que hay que tener paciencia. Entre semana el tiempo de espera es decente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *