¡Porque sí! No hay duda de que estos mini-calzones de nutella son una cosa groserísima, conjugan lo mejor de los mundos: el chocolate y la nutella. La masa es suave y es el perfecto estuche para estos sabores.

Los precios del Frittomisto son geniales, aunque yo seguiría viniendo si los subieran. El resto de la comida que preparan es deliciosa y además tienen muy buenas promociones. El lugar es muy agradable y muchas veces incluso toca que te atienda el dueño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *